VERSIÓN ESTENOGRÁFICA CONFERENCIA DE PRENSA


Estimados amigos de los medios de comunicación:

Agradezco como siempre su presencia.

En esta primera conferencia queremos ubicar el contexto en el que se encuentra nuestro estado. Saber dónde estamos parados para medir el cumplimiento de los compromisos efectuados por los gobiernos de Morena.

Como ustedes saben, Puebla inicia 2020 con enormes retos en seguridad, economía, salud, infraestructura, salud y bienestar social. Las cifras oficiales demuestran que en cada rubro es necesario establecer políticas públicas que detengan el proceso de involución en el que se encuentra nuestro estado.

En materia de seguridad, por ejemplo, México vivió el año más violento de su historia, y Puebla quedó ubicado en el sexto lugar nacional con el mayor número de delitos, estimados en 71,268 según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Además, la entidad ocupa el quinto lugar en feminicidios, el noveno en delitos culposos, el séptimo en lesiones dolosas, el octavo en trata de personas y el quinto en secuestros.

Nadie puede negar que la delincuencia ha ganado terreno, pero también que el gobierno del estado incumplió la promesa de incrementar en mil el número de policías y patrullas. Hasta la semana había entregado sólo 287; Es decir, 1.3 patrullas por municipio… Lo que representa una burla para la ciudadanía.

En economía Puebla sigue en caída libre. Las últimas cifras registraron un retroceso de 1.6%, y se espera que 2020 continúe en la misma tendencia, pues la inseguridad ha propiciado el cierre de miles de negocios. En consecuencia, el desempleo ha ido a la alza, pues de acuerdo con el INEGI hasta octubre de 2019 existían 86 mil 791 desempleados.

En salud todos hemos sido testigos de la catástrofe generada por la desaparición del Seguro Popular. Los hospitales generales dejaron de ofrecer servicios gratuitos dejando en el desamparo a millones de personas.

Los medios de comunicación han documentado ampliamente el hecho, pero lo peor es que en gobiernos como el de Puebla prefieren gastar recursos públicos en la modificación de fachadas que en la compra de medicinas y contratación de médicos. Más aún, permite la corrupción con la compra ilegal de medicamentos, como quedó demostrado con la última licitación pública de la Secretaría de Salud en el estado.

En materia de infraestructura es bien sabido que 2019 fue un año perdido. No hubo una sola obra que beneficiara a la población. Esperamos que en 2020 al menos se construya una aula de medios, porque las escuelas quedaron relegadas.

Y ya que hablamos de educación, Puebla es uno de los estados con mayor rezago, toda vez que durante 2019 se ubicó en la posición número 27 de 32 entidades federativas. Esto quiere decir que el 40.17% de la población no completó los estudios de primaria y secundaria.

Hasta aquí una parte de las cifras que los gobiernos de Morena deben revertir en el presente año. Los datos oficiales son la línea base de la cual deben partir. La sociedad debe exigirle a sus presidentes municipales y al gobernador del estado resultados inmediatos. No más pretextos ni justificaciones en el pasado.

No más insultantes subejercicios como el de Puebla capital.

No más impuestos ocurrentes que sólo frenan el desarrollo.

No más falta de planeación e incumplimiento.

Estamos a un mes de que se venza el plazo para la modernización del transporte. Y como siempre estaremos vigilantes de que realmente se cumpla lo prometido.