Pide PAN a CDH medidas cautelares para Huauchinango por atentar contra la salud

Presidente municipal Gustavo Vargas viola leyes en materia medioambiental.
Necesarias acciones urgentes para que el municipio deje de ser basurero público.

Por poner en riesgo el equilibrio ecológico regional y atentar contra la salud de los habitantes del municipio de Huachinango, el Comité Directivo Estatal del PAN solicitó a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CDH) interponga medidas cautelares y una recomendación para que el presidente de dicha localidad emanado de morena, Gustavo Vargas, atienda la normativa en la materia y garantice el derecho a un medio ambiente sano.

En el documento, la dirigente Genoveva Huerta y el consejero estatal Kevin Vargas refieren que la autoridad municipal ha transgredido distintas leyes, entre ellas la General de Salud, la General del Equilibrio Ecológico y deProtección al Ambiente y la Orgánica Municipal, pues con sus omisiones ha generado un foco de infección en todo Huauchinango, además de dañar la imagen urbana por la falta de servicios en materia de recolección de basura y desechos infectocontagiosos.

Manifestaron que la crisis se originó con la instalación de un relleno sanitario en una zona inaccesible de la comunidad de Nopala. Obra que fue calificada en su momento como inadecuada e inviable, pues la empresa a la que se adjudicaron los trabajos de construcción terminó por abandonar la obra, lo que también perjudicó a los municipios de Zacatlán y Acaxochitlán.

La queja también advierte del riesgo en el que se encuentran mil 873 niños de cinco escuelas que colindan con el recinto ferial, inmueble que desde el inicio de la presente administración fue convertido en un basurero municipal.

Por ley, los gobiernos municipales tienen la obligación de preservar, restaurar y conservar el equilibrio ecológico y proteger el medio ambiente; sin embargo, el presidente municipal ha incumplido sus obligaciones, pues no existe ni limpieza de calles y avenidas, ni servicio de recolección de basura, ni tratamiento de desperdicios, residuos o desechos, lo que ha generado plagas y focos de infección en las calles del municipio.

Ante ello, Genoveva Huerta y Kevin Vargas señalaron la urgencia para que la CDH interponga medidas cautelares y emita una recomendación con el fin de que el edil de Huauchinango ponga en marcha acciones inmediatas que permitan instalar un nuevo basurero municipal, recolectar los desechos existentes en vía pública y evitar la propagación de enfermedades, toda vez que en la actualidad se amenaza la salud y el bienestar de las comunidades locales.

El derecho humano a un medio ambiente sano debe estar garantizado por las autoridades, por lo que deben establecerse medidas legales, administrativas y legislativas para hacerlo efectivo en dicho municipio.