“Los Retos ante el Feminicidio”.

Por Verónica María Sobrado Rodríguez
Diputada Federal del Partido Acción Nacional.

Nuestro país atraviesa una de las peores crisis de violencia y la violencia de género no ha sido la excepción pues su aumento en los últimos años esconsiderable. Además, hoy a la par de la pandemia de salud por el COVID-19, estamos presenciando otra pandemia: el incremento de las violencias contra las mujeres y niñas, resultado del confinamiento en un mismo espacio.

La violencia contra la mujer –como lo señala la Organización Mundial de la Salud- constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres. La mayoría de estos casos son violencia infligida por la pareja.

La violencia de pareja (física, sexual y emocional) y la violencia sexual ocasionan graves problemas de salud física, mental, sexual y reproductiva a corto y largo plazo a las mujeres. También afecta a sus hijos y tiene un elevado costo social y económico para la mujer, su familia y la sociedad.

El feminicidio es, por tanto, la forma extrema de violencia física, visible y evidente en el cuerpo sin vida de una mujer, ejercida contra las mujeres como forma de control, dominación o poder. La mayoría de los casos son precedidos por una historia de violencias (verbales y/o físicas) de todo tipo que, por desgracia, son ignorados por el Estado y la justicia.

En México más de 23 mil 800 mexicanas fueron asesinadas en sólo una década. Cada día se cometen 10 feminicidios, 9 de los cuales son perpetrados por hombres que sostienen una relación afectiva con las víctimas; así cada 2.4 horas es asesinada una mujer en nuestro país.

Tan solo en 2019 se cometieron 983 Feminicidios mientras que de enero a marzo del 2020 se registran 240.

Para entender este grave problema que nos aqueja en todo el país, debemos recordar que fue en el año de 2009 cuando, derivado de los hechos en Ciudad Juárez, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) pronunció una sentencia considerada ejemplar al condenar, por primera vez en la historia, a un país por considerarle responsable de feminicidio: México.

A nivel federal, el 14 de junio de 2012 fue publicada en el Diario Oficial de la Federación la reforma que incorporó el delito de Feminicidio en el Código Penal Federal, en el Artículo 325: “Comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género” y se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes siete circunstancias en contra de la víctima: violencia sexual, lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, antecedentes de cualquier tipo de violencia, relación afectiva entre el activo y la víctima, amenazas, que la víctima haya sido incomunicada o que el cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

En este sentido es importante recordar que el tipo penal del feminicidio visibiliza la gravedad del problema de la violencia contra las mujeres y su crecimiento exponencial.

Actualmente existe un tipo penal por cada Estado de la República y, en algunos casos, sus causales son subjetivas, como el odio o aversión a las mujeres y los celos extremos, lo que generalmente complica la integración de las carpetas de investigación.

Por tal razón, las diputadas y diputados federales del Partido Acción Nacional, a iniciativa de la Diputada Adriana Dávila, hemos presentado la propuesta de reforma constitucional al Artículo 73 y la creación de una Ley General para la Prevención, Sanción y Erradicación del Feminicidio.

Aunado a lo anterior, en la Cámara de Diputados se integró el Grupo Plural de Igualdad Sustantivacoordinado por la Presidenta de la Mesa Directiva, Laura Rojas y desde donde diputadas de los diferentes grupos parlamentarios hemos trabajado, como uno de los temas, para fortalecer el tipo penal y combatir la impunidad. Por lo anterior se han llevado a cabo una serie de reuniones con autoridades competentes y el Foro sobre Feminicidio, donde se escucharon las diferentes voces; además,  se están llevando a cabo reuniones, coordinadas por la Diputada Pilar Ortega, Presidenta de la Comisión de Justicia, con las autoridades de los Estados para avanzar en esta materia.

Resultado de lo anterior se analiza contar con un tipo penal único del feminicidio y es urgente definir políticaspara la prevención, sanción y erradicación de este delito, incluyendo acciones para asegurar la eficacia de las investigaciones y los procesos de judicialización. Además de profundizar en las tareas de capacitación y formación de los cuerpos investigadores, tanto del orden federal como local, para que acrediten las razones de género y encuadren el delito como feminicidio.

Hoy el Gobierno de México, los diferentes poderes, los Gobiernos Estatales, los Ayuntamientos y las autoridades correspondientes estamos obligados aproteger a las mujeres y niñas, a través del acceso a la justicia y el pleno ejercicio de sus derechos para poner fin inmediato a la impunidad y detener la violencia contra las Mujeres. Un gran reto.