Paridad de género: Un logro de todas las mujeres

Por: Alejandra Escandón

La semana pasada, el Congreso del Estado de Puebla aprobó diversas reformas importantes, encontrándose dentro de éstas la relacionada con nuestra Constitución Estatal, con la que se implementó en nuestra Entidad la paridad de género en todo, a partir de la cual se considerará que efectivamente Las mujeres y los hombres serán considerados en un plano de igualdad”.

Esta igualdad implica que en los 3 poderes del Estado y en los ámbitos estatal y municipal, las mujeres ocuparán el 50% de los cargos, situación que ya se había aprobado desde el año pasado a nivel federal, pero que era urgente y necesario se implementara en Puebla.

La paridad de género no es una acción afirmativa de carácter temporal, sino que por el contrario, a partir del miércoles de la semana pasada, es un principio constitucional permanente que hará una realidad la participación de las mujeres en los ámbitos político y público, cuestión que ya hemos observado desde hace algunos años en las candidaturas de las y los legisladores locales y en las planillas de los Ayuntamientos, pero que era necesario se impulsara en los Poderes Ejecutivo y Judicial, toda vez que no debemos olvidar que a la fecha Puebla solo ha tenido una Gobernadora, en la figura de Martha Érika Alonso Hidalgo y ninguna Presidenta del Tribunal Superior de Justicia, motivo por el cual no se puede esperar ni pedir que en nuestro Estado existan políticas públicas integrales, equitativas, transversales, eficientes y que tomen en cuenta los problemas a los que nos enfrentamos las mujeres a diario, como son el arraigo de los estereotipos de género y la violencia en razón de género, si al interior de los poderes estatales no tenemos los principios básicos para lograr un equilibrio laboral y de representación más justo e igualitario entre mujeres y hombres.

Este gran paso podría parecer algo sencillo, pero en realidad se debe a la lucha de muchas mujeres que a lo largo de décadas impulsaron, en un primer lugar, las llamadas cuotas de género en las candidaturas a legisladoras y legisladores de 70-30 y 60-40, después impulsaron la paridad en las candidaturas y ahora, después de muchos foros, estudios, conferencias ymarchas, lograron se consolidara por completo, la necesidad de nuestro papel indispensable en todo el ámbito público poblano; claro que quedan muchos retos por lograrse, en esta lucha incansable de las mujeres, como son la eliminación de las brechas salariales, lograr la competitividad de las mujeres en municipios y distritos locales ganadores y la eliminación de la violencia política en razón de género, pero por el momento, es ¡Tiempo de celebrar por estegran triunfo de las mujeres!