Denuncia PAN violencia política de género contra dos de sus candidatas

Las candidatas de Nauzontla y de San Pedro Yeloixtlahuacahan sido víctimas de comentarios denigrantes y misóginos.

Por cometer violencia política de género en contra de dos de sus candidatas en los municipios de Nauzontla y San PedroYeloixtlahuaca, el Comité Directivo Estatal del PAN solicitó al Instituto Electoral del Estado interponer procedimientos sancionadores para quienes reiteradamente han realizado comentarios denigrantes que atentan contra las libertades políticas de las mujeres.

En el primer caso, la candidata a la presidencia municipal Madai Yamilet Olivares Toral denunció al candidato del Partido Compromiso por Puebla, José Alberto Franco Ramiro, por efectuar comentarios machistas y misóginos en los que se refiere que “no la dejarán participar por ser una mujer joven, y si llega no la dejarán (gobernar)”.

Al respecto, Olivares indicó que el denunciado incurre en una violación a las leyes al hacer este tipo de afirmaciones, contrarias a las normas electorales, toda vez que coloca a las mujeres como seres inferiores.

Lo anterior pretende utilizarse como un estigma y por ese solo hecho vulnera los artículos 1 y 22 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos al pretender imponer la característica de una marca infamante al hecho de ser mujer.

En el segundo caso, la candidata Araceli Hernández Velázquez denunció la cuenta de Facebook perteneciente a Fernando Juárez (militante de Morena), en la que se realizan señalamientos injuriosos y faltos a la verdad.

La candidata se amparó en el Artículo 20 Ter. Fracción IX De la Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida libre de violencia, que el al calce dice: “La violencia política contra las mujeres puede expresarse, entre otras, a través de las siguientes conductas…: Difamar, calumniar, injuriar o realizar cualquier expresión que denigre o descalifique a las mujeres en ejercicio de sus funciones políticas, con base en estereotipos de género, con el objetivo o el resultado de menoscabar su imagen pública o limitar o anular sus derechos”.

En ambas transgresiones, los denunciados demuestran que en su pobre criterio están negadas las normas sociales existentes y la libertad de participación política a las mujeres poblanas, pues prevalece una animadversión fundada en perjuicio de las mujeres.

Por lo anterior, tanto Olivares Toral como Hernández Velázquez solicitaron la intervención del Instituto Electoral del Estado a efecto de ordenar de manera inmediata que se suspendan este tipo de actos y declaraciones y que no se sigan realizando actos de violencia política por razón de género, así como sancionar a los responsables.