Democracia, tarea de todos

Por Carlos Pando

“Hay que decir lo que fuimos para entender lo que somos y encaminarnos a lo que pretendemos ser” Francisco de Quevedo

Próximos a una decisión histórica, la conformación de la siguiente generación de Consejeros de Acción Nacional, máximo órgano reflexivo del partido en que descansa la conciencia y las diferentes expresiones de una misma identidad, el presente nos reclama tener altura de miras y entender que es tiempo de una oposición con certidumbre de futuro.

En palabras de Don Luis H. Álvarez, “el Consejo no sólo es ojos y oídos abiertos a los signos del tiempo, sino los oídos que saben ver y oír a través de una conciencia formada en, por y para la institución. El Consejo es la identidad del partido que mira y escucha”. Por ello es de alta prioridad que los panistas emanados de las asambleas municipales aporten una nueva visión del quehacer y busquen con claridad, y sobre todo interés particular, lo mejor para Acción Nacional y para nuestro país.

El máximo órgano reflexivo de nuestro partido tiene las más altas responsabilidades, entre ellas aprobar el plan de desarrollo de Acción Nacional, decidir si en una coyuntura electoral vamos en coalición con otra fuerza política y aprobar la plataforma del partido,que será la carta de presentación que llevarán nuestros candidatos a la campaña, reflejo de la identidad panista y ejemplo de nuestros principios y valores.

Sabedores de una responsabilidad histórica, el próximo Consejo sentará las bases de un 2021 en el que Acción Nacional defienda la democracia como estilo de vida y busque detener la embestida permanente que hoy vivimos en contra de las instituciones.

Hay una causa común a la que estamos llamados en la próxima elección, la de defender la libertad del sufragio y la de promover la máxima participación de la militancia. Les pido recordemos el lema de campaña de Efraín González Morfín a la presidencia de la republica en 1970: “La democracia es tarea de todos”.